Archive
2013
January
February
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Mar. 12, 2012

Una nueva variedad de trigo no transgénico resistente a alta salinidad.

by Luis Quevedo

Click to enlarge images

Un equipo de científicos australianos ha conseguido una nueva variedad de trigo resistente a suelos salinos.

El estudio se publica en la revista Nature Biotechnology hoy y su autor principal, el Dr. Matthew Gilliham, habló con Science Friday sobre el los quince años que han invertido en la creación de esta planta mediante técnicas no transgénicas.

“El rasgo de exclusión de sodio en los brotes se encontró en un muestreo de cultivos en condiciones de alta salinidad hace quince años. Lo que encontramos fueron unos brotes con poca concentración de sodio. A partir de ahí tuvimos que investigar su procedencia.” Lo que el grupo de Gilliham encontró es que una variedad salvaje de trigo durum, Triticum monococcum, se había cruzado con la variedad que el agricultor estaba cultivando, concediéndole la nueva habilidad.

El estudio publicado les ha tomado tres lustros por dos motivos. El primero es lo que costó encontrar el origen del nuevo rasgo, un proceso siempre lento y tedioso. El segundo es que decidieron, una vez encontrado el rasgo, fijarlo en la nueva variedad de trigo sin emplear las herramientas habituales en el trabajo con transgénicos. “Se usa el polen de una planta para fertilizar otra. La progenie de ésta se cruza entre sí durante varias generaciones -cinco o seis- hasta que el genoma y las características de la planta se asemejan a las del trigo comercial con solo el rasgo deseado del trigo ancestral.” Esta parte es importante porque, si se limitaran a cruzar ambas especies, junto a la resistencia a alta salinidad, podrían introducirse otras características perjudiciales para el cultivo a gran escala del cereal. El equipo ha probado su éxito no sólo en experimentos de invernadero sino en diversos campos de cultivo distribuídos por el territorio australiano ganando un 25% en el rendimiento del cereal.

Ante la pregunta de por qué optaron por no utilizar técnicas biotecnológicas que habrían podido simplificar la tarea, Gilliham contesta que “todavía hay moratorias sobre el cultivo de organismo modificados genéticamente en Australia” pero que “ahora que han hallado el gen, piensan usarlo para transferir este rasgo a otros cultivos” diferentes del trigo y con los que, por tanto, no puede usarse la hibridación natural. Esto podría “acelerar el proceso increíblemente. En lugar de quince años, podrían ser un par.” Eso sí, “los OGM necesitarían ser examinados y certificados.”

El rasgo del que llevamos tantas líneas hablando no es sino un transportador de sodio capaz de secuestrar esta sal en las raíces, antes de que suba por el tallo y se acumule en las hojas. Es la presencia de la sal en las hojas y su efecto sobre diversos aspectos del metabolismo de la planta como la fotosíntesis lo que hace que los suelos altamente salinos sean poco productivos.

Gracias a este rasgo, la nueva variedad de trigo es capaz de producir hasta un 25% más que las variedades comerciales actuales, en suelos salinos. En el futuro esta planta podría ayudar a los más de “900 millones de personas que sufrieron de malnutrición en 2010. Para llegar a la demanda de alimentación, la producción tendría que incrementarse en un 38%. Hay quien calcula esa cifra más cercana a 78%” nos comenta Gilliham. El contexto mundial no es nada halagüeño: “por causa del cambio climático, la urbanización y la degradación de los suelos, el área disponible para cultivos se reduce. Entr el 20 y el 50% de los cultivos de regadío -que contribuyen a un 30% de la producción global de alimentos- está en condiciones de salinidad.”

Una ayuda global

El grupo de Gilliham ha cedido el uso de esta variedad a quien lo quiera emplear, especialmente los países en desarrollo que están sufriendo especialmente las consecuencias de la salinización de sus tierras y el cambio climático. “Nos gustaría colaborar con grupos de otros países para, mediante modificación genética, introducir este rasgo en variedades [de trigo] adaptadas localmente.”

 

Artículo original Wheat grain yield on saline soils is improved by an ancestral Na+ transporter gene. doi:10.1038/nbt.2120
Post on Twitter
Share on Facebook
About Luis Quevedo

Luis is the Spanish Language Producer for NPR-Science Friday/ Recovering scientist that moved away from the bench and towards the light of the cathode ray tube of tv. He is a filmmaker, writer, producer, tv-host, and cultural agitator.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics