Archive
2014
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
2013
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2009
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2008
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2007
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2006
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Mar. 15, 2012

Los refugios climáticos como clave en la evolución de nuestra especie

by Luis Quevedo

Click to enlarge images
¿Cómo llegamos hasta aquí? Una de las consecuencias más brutales de la teoría de la evolución por selección natural que Charles Darwin legó al mundo hace 150 años es darnos cuenta de que no conocemos nuestro pasado. El pasado de nuestra especie, quiero decir.
 
{"input":{"width":"180","photo":"sapiens","row":"3257","table":"DOCUMENT"}}
Pues bien, en el cada vez más completo rompecabezas de la historia humana, Chris Stringer del Museo de Historia Natural de Londres nos propone que coloquemos otra pieza, la del refugio ecológico, junto a los estudios en ADN antiguo y los más recientes fósiles encontrados en Europa y Asia.
 
En un artículo publicado hoy en la revista Science, Stringer y Stewart, de la Universidad de Bournemouth, describen cómo han utilizado una ingente cantidad de datos publicados en años recientes para completar una parte clave en la historia de cómo los homínidos africanos llegaron a convertirse en Homo sapiens y a ocupar la práctica totalidad del planeta.
 
El concepto esencial aquí es el del refugio. Cuando el clima cambia, las zonas que normalmente ocupan ciertas especies adaptadas a ese clima, varían. En el caso de la evolución de nuestra especie, los ciclos glaciales jugaron un importante papel permitiendo y restringiendo la salida de África y la ocupación de Eurasia. Los individuos que quedaron aislados del grupo por grandes períodos de tiempo, dieron lugar a las especies más recientes de nuestro género, dentro y fuera de África.
 
La prueba del papel importante de los refugios en las crisis climáticas proviene de estudios sobre diversidad genética. En Eurasia, los refugios naturales han sido las penínsulas del sur (España, Italia y los Balcanes) o el Este. Así lo demuestra la alta variabilidad genética que especies como el saltamontes común, el erizo, el oso o el roble muestran de este a oeste. Una variabilidad que es mucho menor de norte a sur, sugiriendo que cuando el hielo avanzaba por el norte, las especies ocupaban regiones más meridionales, hasta quedar incomunicadas lateralmente y separarse en diferentes especies.
 
{"input":{"width":490,"photo":"refugio20","row":"3257","table":"DOCUMENT"}}

Uno de los casos más curiosos, y no al sur precisamente, es el del oso polar (Ursus maritimus). Los estudios genéticos nos dicen que es un oso pardo adaptado a ambientes marinos y extremadamente fríos. La historia evolutiva de este especie es que, mientras el hábitat natural del oso se desplazaba hacia el sur, algunos ejemplares quedaron aislados en refugios crípticos al norte -pequeñas áreas en las que el clima es más benigno, a pesar de su latitud- y allí la presión del medio favoreció su adaptación al clima polar.

{"input":{"width":"140","photo":"heidelbergensis","row":"3257","table":"DOCUMENT"}}
Dejémonos de polos por el momento para volver al tema que nos ocupaba al arrancar este artículo. Nuestro origen es africano. El tuyo, el mío y el del resto de Homo sapiens. Pero no fue así para todas las especies de nuestro género. Los neandertales fueron una especie genuinamente europea -y probablemente, la única- que compartió ascendencia con nosotros, el Homo heidelbergensis. Éstos fueron una especie descendiente de Homo erectus y que, aunque no la primera en salir del continente africano, sí que fue la que más éxito parece haber tenido en su aventura a partir de 600.000 años, sobreviviendo a diversos ciclos glaciales en Eurasia.
 
Según los autores del artículo, la expansión y contracción de su territorio debida al clima, sería lo que habría separado a los individuos de esta especie durante suficiente tiempo como para dar lugar a los neandertales en Europa -de un modo parecido al que permitió la adaptación del oso polar- y a los sapiens en África.
 
La misma lógica aplica, aunque con un final diferente, en la conquista del territorio euroasiático por parte de nuestra especie hace unos 60.000 años.
 
{"input":{"width":"200","photo":"gibraltar","row":"3257","table":"DOCUMENT"}}
Las fluctuaciones climáticas que poco a poco iban haciendo desaparecer el hielo en latitudes más elevadas, abrió nuevos territorios a los sapiens que, probablemente, se habrían encontrado con una población de Homo neandertalensis fragmentada y genéticamente empobrecida encaminada a la extinción -en este caso, los cambios en el medio empujó a los neandertales a la desaparición completa.
 
Los interrogantes todavía por resolver no faltan: la posibilidad de los sapiens también quedaran encerrados en refugios al norte entre sus dos expansiones fuera de África o el papel de los Denisovans -la especie relacionada con los neandertales descubierta en Siberia recientemente.
Artículo original Human Evolution Out of Africa: The Role of Refugia and Climate Change 10.1126/science.1215627
Descubre la evolución en SciFri
 
¿Has escuchado ya el PODCAST de SciFri en Español?
Cada semana, te traemos contenido original con lo mejor de la ciencia y la tecnología en Español: historias, entrevistas, vídeos, secciones destacadas del programa en inglés…
 
No te lo pierdas. ¡Descárgalo aquí o suscríbete en iTunes!
About Luis Quevedo

Luis is the Spanish Language Producer for NPR-Science Friday/ Recovering scientist that moved away from the bench and towards the light of the cathode ray tube of tv. He is a filmmaker, writer, producer, tv-host, and cultural agitator.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics