Archive
2014
January
February
March
April
May
June
July
August
September
2013
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2009
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2008
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2007
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2006
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Apr. 20, 2012

Cancer de mama: un paso de gigante para comprender la enfermedad y su tratamiento

by Luis Quevedo

Click to enlarge images
El estudio que ha analizado 2.000 pacientes a escala molecular y ha hallado nuevos subtipos de esta enfermedad se publica esta semana en la revista Nature. Hemos hablado con el Dr. Carlos Caldas de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y uno de los autores principales del artículo.
 
{"input":{"width":"200","photo":"cancermama0","row":"4125","table":"DOCUMENT"}}
“Este estudio nos proporciona una imagen completamente nueva sobre el cáncer de mama.” El Dr. Caldas nos cuenta que del estudio se extraen dos resultados principales “han detectado nuevas mutaciones causantes de este tipo de tumores” y, sobre todo, han “descubierto que, en lugar de los cuatro subtipos de cáncer conocidos hasta ahora, en realidad siempre hubo diez.” Cada año hay 47.000 nuevos casos de cáncer de mama en el Reino Unido -país donde se ha llevado a cabo el estudio- y la enfermedad se cobra 11.000 vidas.

“La actual tasa de supervivencia al cáncer de mama a diez años se sitúa en torno al 80%” lo que son excelentes cifras cuando las comparamos con el 50-55% de hace unosaños pero, de todos modos, también “significa que le fallamos a dos de cada diez mujeres.”

Aunque a todos los tumores de la glándula mamaria se les llame “cáncer de mama” en realidad se trata de enfermedades diferentes. Todas coinciden en la división descontrolada de una masa celular que pone en peligro al organismo pero los motivos por los que se da esta situación o el mecanismo que la pone en funcionamiento son muy diversos. “Hace tiempo que sabíamos, por los estudios en el laboratorio, que el cáncer de mama se comportaba de un modo muy heterogéneo” y eso era indicación de que se trataba de líneas distintas, que requerían de tratamientos diferentes pero “no sabíamos suficiente” sobre las bases moleculares detrás de estos subtipos.

Gracias al estudio, financiado por la beneficencia contra el cáncer más grande del mundo, Cancer Research UK, y al trabajo de Caldas y sus colaboradores la ciencia ha dado un paso muy importante en la dirección de la denominada medicina molecular o personalizada.
 
{"input":{"width":"480","photo":"cancermama01","row":"4125","table":"DOCUMENT"}}
 
Caldas nos cuenta que una de los objetivos que perseguía el estudio era mejorar el tratamiento a las miles de mujeres que cada año luchan contra esta enfermedad. “Necesitamos tratamientos a medida para los diferentes tipos de cáncer” porque, en algunos casos, se trata con las herramientas menos óptimas o se trata en exceso. Por ejemplo, uno de los subtipos de este cáncer se caracteriza por sus receptores de estrógeno en la superficie de la célula. Hasta ahora se los trataba a todos por igual, con resultados no homogéneos. “Ahora sabemos que hay diferentes subtipos en este cáncer” y que cada uno responderá de un modo diferente al tratamiento con hormonas, la radiación, etc. “Queremos mejorar la calidad de vida de las pacientes”, Caldas comenta al explicar que, al identificar nuevos subtipos de cáncer con mejor prognosis y que, por tanto, no requieren la extensa terapia que otros tipos más agresivos necesitan, simplificará mucho el tratamiento de estas pacientes y, además, ahorrará en costes médicos.

Caldas y colaboradores han podido hacer algo muy inusual en este tipo de investigaciones: además de la información genética extraída de las biopsias de 2,000 pacientes, han podido contar con la historia médica de los siguientes 10 años. “Podríamos decir que hace muchos años que llevo preparando este estudio”, cuando Caldas llegó a Cambridge, en 1996, convenció a sus jefes para establecer un banco de muestras congeladas de los tumores que estudiaban. Solo éstas, junto a los recientes desarrollos en tecnología de secuenciación molecular, han hecho posible un estudio de estas dimensiones. “Contar con el historial médico a diez años nos ha permitido correlacionar las características de cada subtipo con la evolución de las pacientes, la tasa de supervivencia, etc.”

La próxima frontera en la lucha contra el cáncer de mama la coloca Caldas en unos tres o cinco años. Desde ahora hasta entonces, los científicos tendrán que llevar a cabo ensayos clínicos aprovechando el nuevo conocimiento sobre los subtipos de cáncer para mejorar los actuales tratamientos y, con suerte y esfuerzo, encontrar nuevos.

El laboratorio de Caldas se centrará en los próximos años en caracterizar molecularmente los nuevos subtipos de cáncer de mama encontrados para aportar información clave que ayude a las investigación clínica y, en definitiva, nos acerque, todavía más, a la victoria definitiva antes este cáncer.
 
¿Has escuchado ya el PODCAST de SciFri en Español?
Cada semana, te traemos contenido original con lo mejor de la ciencia y la tecnología en Español: historias, entrevistas, vídeos, secciones destacadas del programa en inglés…

No te lo pierdas. ¡Descárgalo aquí o suscríbete en iTunes!
About Luis Quevedo

Luis is the Spanish Language Producer for NPR-Science Friday/ Recovering scientist that moved away from the bench and towards the light of the cathode ray tube of tv. He is a filmmaker, writer, producer, tv-host, and cultural agitator.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics