Archive
2013
January
February
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Jun. 22, 2012

Batallando contra el dengue

by Mónica I. Feliú-Mójer

Click to enlarge images
Acampar, ir a la playa, barbacoas… y embadurnarse de repelente de mosquitos. ¿Le suena familiar? La llegada del verano trae consigo la llegada de mosquitos, que además de causar molestosas picadas pueden transmitir peligrosas enfermedades con el pinchazo de su probóscide.

Una de tales enfermedades transmitidas por los zancudos, es el dengue. El dengue es una enfermedad tropical, transmitida a través la picada del mosquito hembra Aedes aegypti, que afecta a cientos de millones de personas y ocasiona decenas de miles de muertes al año.  Causada por un flavivirus, los síntomas de este mal incluyen fiebre, dolores musculares y articulares, nauseas y vómitos, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos y sarpullido.  En ocasiones—algunos cientos de miles de casos anuales—la enfermedad se manifiesta como dengue hemorrágico, que en 5% de los casos resulta fatal.

Desafortunadamente, aún no existe cura o tratamiento para el dengue. Sin embargo, en las últimas dos décadas, los seres humanos nos hemos anotado varias victorias en contra de éste virus.
En el 2007, científicos secuenciaron el genoma del Aedes aegypti. Esta información sobre los genes del mosquito ha permitido a los científicos estudiar e identificar algunos genes y proteínas del mosquito que son importantes para la transmisión del flavivirus, la resistencia de los mosquitos a insecticidas, y los comportamientos del mosquito que facilitan la transmisión de la enfermedad.
 
La secuenciación del genoma de Aedes aegypti le ha permitido a los científicos comprender mejor la biología del insecto y utilizar este conocimiento para combatir la transmisión del dengue. Recientemente se ha descubierto que al infectar al A. aegypti con distintas cepas de la bacteria Wolbachia se acorta el periódo de vida del mosquito y se previene la transmisión de uno de los cuatro serotipos del flavivirus del dengue.
 
Conocer su genoma también ha permitido, por ejemplo, la creación de mosquitos machos que, al ser alterados geneticamente, no se pueden reproducir, ayudando efectivamente a reducir las poblaciones de Aedes aegypti.
 
{"input":{"width":490,"photo":"dengue10","row":"4186","table":"DOCUMENT"}}
 
Recientemente, hemos recibido alentadoras noticias sobre una posible vacuna en contra del dengue. Estudios clínicos preliminares realizados en Tailandia han demostrado que una vacuna fabricada por la compañía francesa Sanofi fue capaz de generar una respuesta inmune contra los cuatro serotipos de flavivirus que causan el dengue. Mientras que aún faltan más estudios para probar la eficacia de la vacuna y la misma no estaría disponible hasta por lo menos el 2015, es ciertamente un avance esperanzador.
 
A pesar de los avances en la lucha contra el dengue, aún falta mucho por investigar para entender la patogénesis del dengue en los humanos, la biología del A. aegypti, cómo éste transmite el virus o cómo desarrollar métodos de prevención, detección y tratamiento.
 
Mientras tanto la manera más efectiva de prevenir la transmisión del dengue continua siendo el control de las poblaciones del A. aegypti, eliminando sus criaderos, es decir, cualquier recipiente de agua limpia o de lluvia. Otros métodos de prevención incluyen el uso de insecticidas y la aplicación de repelentes de mosquitos que contengan entre 20% y 30% de DEET.
About Mónica I. Feliú-Mójer

Candidata doctoral en Neurociencias. Entusiasta de las ciencias, la tecnología y el beisbol. Vice-directora de Ciencia Puerto Rico.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics