Archive
2013
January
February
2012
January
May
June
July
August
September
October
November
December
Jul. 03, 2012

Llave de los misterios del ser humano

by Mónica I. Feliú-Mójer

Click to enlarge images
Aunque de primera instancia no hay parecido evidente entre usted y los mimes (mosquitos) o los ratones, la realidad es que usted se parece más a un mime de lo que cree. De hecho, en el genoma humano hay muchísimos genes similares, tanto en secuencia genómica como en función, a genes presentes en el genoma del mime (si uno los cuantifica, ¡más de la mitad de los genes del mime son similares a los genes humanos!).  Un ratón es genéticamente tan parecido al humano, que si miramos segmentos de ambos genomas a la vez, es difícil decir cuál es cuál.
La bacteria, la levadura, el gusano, el mime y el ratón, entre muchos otros, son utilizados como modelos experimentales. Un modelo experimental es una especie que se utiliza para estudiar un fenómeno biológico en particular.
 
{"input":{"width":"240","photo":"modelos02","row":"4238","table":"DOCUMENT"}}
En estos organismos se investiga una amplia variedad de fenómenos, desde la función de las moléculas hasta la causa para enfermedades, como la diabetes y el cáncer, y sus posibles tratamientos. Esta estrategia es posible gracias a la conservación de los procesos biológicos a través de la evolución. Las células de todos los organismos vivientes funcionan bajo las mismas reglas básicas: hablan el lenguaje del ácido desoxirribonucléico (ADN); y las proteínas codificadas por este material genético le indican a la célula cuándo y cómo crecer, reproducirse, luchar contra el estrés y cuándo morir.
 
La experimentación utilizando organismos modelos facilita grandemente el estudio de los fenómenos biológicos. Esto se debe, en gran medida, a que muchos de los estudios que se realizan en estos modelos serían muy difíciles, imposibles o poco éticos si se hicieran en seres humanos.
 
¿Qué hace que un organismo sea un buen modelo experimental? No hay un organismo que sea un modelo experimental perfecto, todo depende del problema que se quiera estudiar. Usualmente, un organismo se escoge según la facilidad de su manejo. Algunas características importantes son: tamaño, rapidez y facilidad de reproducción, técnicas de manipulación genética disponibles, conservación de mecanismos y procesos. Otro factor de relevancia es la similitud del organismo seleccionado con el sistema u objeto de investigación. Por ejemplo, el ratón se utiliza para el estudio de enfermedades neurológicas, debido a que estructuralmente su cerebro es parecido al de los humanos.
A pesar de que existen un sinnúmero de organismos modelos, cinco de ellos son los de uso más común: la bacteria (Escherichia coli), la levadura (Saccharomyces cerevisiae), el gusano nemátodo (Caenorhabditis elegans), la mosca frutera (Drosophila melanogaster) y el ratón (Mus musculus). 
 
{"input":{"width":"240","photo":"modelos04","row":"4238","table":"DOCUMENT"}}
Escherichia coli es una bacteria que se encuentra comúnmente en el sistema gastrointestinal, pero gracias a ella en 1950 Watson y Crick descubrieron que el ADN es el material que codifica los genes de todos los seres vivos.
Saccharomyces cerevisiae es un tipo de hongo de una sola célula que además de permitirnos disfrutar de la cerveza y del pan, nos ha llevado a descubrir muchos elementos importantes para el ciclo y la división celular. 
Caenorhabditis elegans es un pequeño gusano que ha ayudado a los científicos a entender cómo es que un organismo multicelular se desarrolla, entre otras cosas.
 
{"input":{"width":"240","photo":"modelos03","row":"4238","table":"DOCUMENT"}}
Drosophila melanogaster es una mosquita ampliamente utilizada en la genética. Gracias a este insecto, ocasionalmente molestoso y al que muchos de nosotros llamamos mime, conocemos algunos genes que controlan el desarrollo de un embrión. 
 
Mus musculus, el ratón, es de estos cinco modelos experimentales el que está genéticamente más cercano al ser humano y nos permite estudiar fenómenos que van desde la obesidad hasta el cáncer.
Los avances de la medicina y la investigación biomédica jamás hubiesen sido posibles sin el uso de estos organismos como conejillos de Indias (que, de hecho, también es un modelo experimental). Así que, la próxima vez que vea a un ratón o un gusano, y piense que son sabandijas, recuerde que gracias a ellos algún científico está por descubrir algo importante.

 

About Mónica I. Feliú-Mójer

Candidata doctoral en Neurociencias. Entusiasta de las ciencias, la tecnología y el beisbol. Vice-directora de Ciencia Puerto Rico.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics