Archive
2014
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2013
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2009
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2008
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2007
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2006
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Oct. 02, 2012

Una guía para entender el cáncer de seno

by Victoria Toro

Click to enlarge images

 

Una crítica habitual de los movimientos feministas a la medicina ha sido que se ocupaba menos de las enfermedades que afectan a las mujeres que de aquellas que afectan a los varones o a toda la población y en concreto se refieren muchas veces al cáncer de seno. Si fuera así, un gran estudio publicado esta semana se propone corregir la situación.
La revista Nature publica en su último número un artículo: "Exhaustivo retrato molecular de los tumores de seno humanos", un punto de partida para entender mejor esta enfermedad. Una enfermedad que, como empieza señalando dicho artículo, mata al año en todo el mundo a 450.000 personas y que es diagnosticada, también anualmente, en 1.300.000 enfermos, lo que la convierte en uno de los tipos de cáncer más frecuente.

El estudio es importante por diversos motivos. La muestra de tumores es de gran tamaño, 825 pacientes. "Es la primera vez -explica la doctora Ana María González-Angulo, profesora de la Universidad de Texas, investigadora en el departamento de cáncer de seno del Anderson Cancer Center de Houston y una de las científicas que han participado en el estudio- que se toma una cantidad muy importante de pacientes con cáncer de mama y se aplican una serie de tecnologías para estudiar estos tumores en profundidad, a nivel de RNA, DNA y proteínas".
 
Una enfermedad heterogénea
Los primeros resultados de la investigación publicada han servido para confirmar aspectos que los científicos ya sospechaban y, fundamentalmente, como explica la doctora González-Angulo, para corroborar que "el cáncer de seno es una enfermedad muy heterogénea. Y las aberraciones que encontramos en los genes y las proteínas son diferentes en los diferentes subtipos de tumores". Tener esa certeza de las mutaciones que se producen en genes y proteínas ayudará a precisar mucho más los tratamientos para combatirlos.

Otro de los resultados importantes del atlas trazado por los investigadores en este estudio es la caracterización de los principales subtipos de tumores de seno. "Sabemos desde hace tiempo que existen cinco o seis subtipos", explica Ana María González-Angulo y continúa: "pero por la manera en la que los tratamos, realmente hablamos de tres subtipos". Esos tres subtipos son: los tumores con receptores hormonales positivos; los llamados HER2 positivos, porque expresan ese oncogén y los triple negativo que no expresan ni los receptores de hormonas -progesterona y estrógenos- ni los receptores del oncogén HER2.
Este último subgrupo, que afecta a entre un 10% y un 15% de las enfermas de cáncer de seno, es el más agresivo de todos -Tras cinco años de seguimiento, el porcentaje de superviviencia libre de metástasis es del 67%, frente al 82% del resto de los subtipos" según Rakha EA, El-Sayed MF, Green AR, et al. Prognostic markers in triple-negative breast cancer. Cancer 2007; 109: 25-32- Como sus células no tienen receptores hormonales en superficie, no responden a la mayoría de los tratamientos. "Los tumores de este subtipo solo podemos tratarlos con quimioterapia", asegura la doctora González-Angulo. La investigación ha descubierto una conexión entre estos tumores y algunos cánceres de ovario.
Este tipo de tumores tienen, con mucha frecuencia, una mutación en el gen TP53. La misma mutación que suele aparecer en cáncer de ovario. Así que los autores del estudio plantean que posiblemente puedan aplicarse a los de seno, los mismos tratamientos que se aplican a los de ovario con la misma mutación. "De hecho -continúa Ana María González-Angulo- ya estamos trabajando con oncólogos especialistas en cáncer de ovario".
 
Tratamientos personalizados
Todos los datos concretos sobre los subtipos de tumores ayudarán a especificar mucho más el tratamiento para cada enferma. "Toda la información que hemos obtenido de las células tumorales, nos ayuda a entender por qué un tratamiento funciona muy bien en unos tipos y no muy bien en otros. Y probablemente nos ayudará a saber cómo dirigir mejor los tratamientos y a personalizar mejor el combate contra el cáncer de mama".
Aunque los científicos confían en que este estudio servirá para continuar avanzando en el tratamiento del cáncer de mama, también son conscientes de que falta mucho por saber de esta enfermedad. "Este ha sido el primer paso -dice la doctora González-Angulo-. Y ha sido un muy buen primer paso pero ahora nos toca sentarnos y desgranar de manera más específica subtipo por subtipo y mirar con más detalle tumor por tumor. Y además, quedan los estudios confirmatorios".
 
Artículo original "Comprehensive molecular portraits of human breast tumours" doi:10.1038/nature11412 // "Genome-wide association study identifies a common variant in RAD51B associated with male breast cancer risk" doi:10.1038/ng.2417
About Victoria Toro

Viajera, bloguera, escritora, lectora, madre… La curiosidad la llevó hace más de veinte años a dedicarse al periodismo científico y la divulgación. Desde entonces: artículos, reportajes, radio, tv, exposiciones, libros… desde España y ahora desde EEUU.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics